VIEJITO RADICAL

Este es un Blog para los Radicales de tomo y lomo.

DE PIE RADICALES CHILENOS. LEALES PERO NO SUBORDINADOS, SOCIOS POLITICOS, NO COMPLICES

viernes, 8 de julio de 2016

TODO DEPENDE DE QUIENES JUEGAN.

Desde hace tiempo el mundo político, el de los "profesionales" con señoras sacrificadas al aceptar pensiones "reguleques", están complicados por la poca participación ciudadanas en los actos eleccionarios. Es más, algunos están considerando legislar para volver al sistema de “voto obligatorio”.

Nuestro país, desde que “volvimos a la democracia” los legisladores se han convencido que son una estirpe especial y con derecho a heredar a sus hijos los privilegios de ser elegido como legislador, o sea quedarse con su cupo.

Por otra parte, no se quien les habrá dicho que, están llamados a regularnos la forma de vivir, y lo más grave es que hayan personas que les "avivan la cueca" haciéndoles creer que es muy bueno lo que hacen, pero son incapaces de actuar como verdaderos servidores públicos transformándose en concesionarios profesionales que benefician con leyes a quienes les ofrecen prebendas, y es así como todas las leyes, o en su gran mayoría, que tocan los intereses de los financistas, estos cuerpos legales terminan promulgados con descarado tinte de privilegio a ese sector, es más, no han sido capaces de hacer justicia en equilibrar sentencias a los delitos tributarios con delitos penales, y es lógico, los legisladores son parte de ese mundo, pero como servidumbre.

El divorcio de la ciudadanía con la política obedece solamente a la conducta inmoral de los dirigentes políticos, de manera transversal, en donde al pueblo no se le escucha, caso simbólico del radicalismo, en estas municipales, el del correligionario Jorge Del Pozo de Chillan Viejo, para favorecer a un corrupto, contando con el silencio cómplice y traidor de un diputado PR acabado.

Por qué volver al voto obligado, es una manera más de demostración de conductas dictatoriales, me dejó perplejo un argumento de un joven que me señaló, la política es como los partidos de futbol, depende de quienes jueguen es la asistencia, no importancia el precio de la entrada….y es muy cierto, en la política, los jugadores que están en la cancha son realmente malos, y lo peor, es que están "acabronados" y no dejan espacio para los nuevos valores, salvo que esos jovenes sean domesticados, o no Juan Carlos Paillalef?